Copilli en náhuatl significa ‘corona’, es un elemento filosófico que hace referencia a la conciencia florecida. El copilli estaba destinado para aquellos guerreros que tenían la capacidad de comprender la naturaleza terrenal y la prioridad espiritual.

Así como estos guerreros lograban fusionar la materia con el espíritu, reconocemos que hay ejercicios, momentos y espacios que elevan la conciencia y participación de diferentes actores, al fusionar una problemática social con soluciones y vías de acción concretas y reales, logran encausarse en la solución conjunta e inclusiva de esa problemática social, a través de políticas públicas que benefician a más ciudadanos y ciudadanas.

Es por esto por lo que, nos enorgullece reconocer las buenas prácticas locales de mecanismos de participación para el diseño, implementación o evaluación de políticas públicas locales, que reflejen la participación, interlocución y concertación entre diferentes actores locales.

Consulta aquí la Convocatoria 2020

Consulta aquí las experiencias ganadoras 2020